viernes, 5 de abril de 2013

Ampliamos nuestra oferta para este mes. Todo incluido 19,5 Euros


Para este mes de Abril tenemos la siguiente oferta... QUE INCLUYE:

-Parquet. Laminado, calidad AC4/ C32. con 20 años de garantía de fabricante. 8mm.

-Zócalo a escoger del color del parquet o en blanco de 8 cm.
consulte nuestras ofertas-Aislante anti humedad de 3mm
-Pletinas (Paso de puertas, baños y cocina)
-Instalación de parquet y zócalo,y pletinas
-Corte de puertas interiores y marcos                                      
-masillado de zócalos
-Trasporte de material.

Esta oferta es exclusiva
Oferta aplicable en las siguientes provincias:
¡¡SOLO PARA LOS PRESUPUESTOS APROBADOS ESTE MES!!
    • Barcelona y provincia

martes, 21 de diciembre de 2010

Aprendiendo a soldar

¿Qué es la soldadura?

Una de las operaciones más frecuentes en las obras y reformas de tu casa es la de soldar. Esta entrada inicia una serie de ellas en las que os expondremos varios conceptos para realizar soldaduras. Ahora bien, esta es una tarea delicada y para ejecutarla con mínimas garantías de éxito debes tener algo de práctica y hasta yo diría que formación.

Lo primero que vamos a ver es el concepto de "soldar". Llamaremos soldadura a la unión de dos piezas de metal por capilaridad. Esto se produce gracias a que añadimos como elemento de unión un material fundible.

La capilaridad es la propiedad que tienen los líquidos (y que depende de su tensión superficial, la cual a su vez depende de la cohesión o fuerza intermolecular del líquido) y que le confiere la capacidad de subir o bajar por un tubo capilar de radio determinado. En soldadura aplicaremos este principio y consideraremos que la capilaridad es la capacidad que tiene un líquido de repartirse entre dos cuerpos sólidos unidos o separados por una distancia muy estrecha (esto será lo análogo al tubo capilar).
La mojadura es la propiedad que tiene un líquido de extenderse con cierta facilidad sobre la superfice de un cuerpo sólido
Así pues, la finalidad es unir dos piezas, cosa que conseguimos gracias a la capilaridad y a la temperatura que aporta el soplete o soldador (herramienta con la que realizamos la soldadura). Dependiendo de los sopletes, de los gases, los materiales empleados, las boquillas de los sopletes, etc. realizaremos soldaduras fuertes o soldaduras blandas.

Tipos de soldadura atendiendo a los materiales

Según los materiales que intervengan en la soldadura tenemos:

Soldadura heterogénea: se trata de una soldadura que une las dos piezas metálicas gracias a un tercer elemento, generalmente denominado metal de aportación o aglutinante (las dos piezas a unir no tiene porqué ser del mismo material). La mayoría de los metales pueden quedar unidos con este tipo de soldadura. Cuando queramos realizar en nuestras obras y reformas soldaduras de este tipo, generalmente utilizaremos un soplete con cartucho o soldador eléctrico.

Soldadura autógena: en este caso uniremos dos piezas del mismo material haciendo que se fundan por ellos mismo o con un metal de aportación, utilizándose en este último caso un material de la misma composición que las piezas a soldar. Es utilizada para metales como el acero o el hierro. Se suele realizar con un soplete con botellas.

Tipos de soldadura atendiendo a la resistencia de la pieza resultante

Soldadura blanda: Se trata de una soldadura heterogénea realizada por medio de una aleación metálica de bajo punto de fusión (menos de 500º). Podemos decir que este tipo de soldaduras es de las más fáciles de ejecutar, siendo su resistencia mecánica inferior a las soldaduras fuertes. Se suele emplear en instalación de agua caliente sanitaria.

Soldadura fuerte: Soldadura heterogénea realiza con el punto de fusión alto (más de 500º). La pieza resultante tiene mayor resistencia que en el caso anterior y se suele emplear en instalaciones de calefacción, suministros de gas, creación de estructuras, etc.
E-Mail: multiarreglosluis@gmail.com http://multiarreglos.blogspot.com/